Consejos·Iluminación

¡No me agredas con tu luz de fondeo!

De vez en cuando recibimos correos electrónicos que algunos usuarios nos enviáis para contarnos vuestras experiencias con nuestros productos. Hoy nos gustaría compartir una que nos han enviado Miguel desde Mallorca. No deja de ser divertida y, a la vez, aleccionadora. Tiene que ver con las luces LED de los fondeaderos. Cuando la leáis, nos gustaría saber si alguna vez os ha pasado lo mismo a algunos de vosotros…
“No sé si os habéis dado cuenta, pero cada año se ven más luces LED en los fondeaderos. Hay de todo: la mayoría son las azulonas de primera generación, luego le siguen las que usan muchos franceses (y algún que otro nacional, todo hay que decirlo), y tampoco tenemos que olvidarnos de las típicas lamparitas de jardín de Ikea, que parecen luciérnagas, se quedan sin batería a las dos de la mañana y duran como mucho una temporada; y finalmente, la reina del fondeo, la destellante. ¡Auténtica, la de verdad! No te equivocas de barco nunca; eso sí, molesta hasta decir basta. Vamos, casi tanto como cuando te meten un dedo en el ojo. Sólo se la ve a ella, en el fondeo, hasta casi agredir. Incluso parece que hiciera ruido: chas, chas, chas… O miras para otro lado, o te quedas ciego. ¿Cuándo las prohibirán de una vez para que la quietud regrese a los fondeos?

En mi caso, desde hace tres años venía utilizando una bombilla de Menos Watios de luz cálida, de las de toda la vida, que en nada se distinguía de las tradicionales salvo en el consumo, como es lógico. De 4,7W por 25 la de filamento. Diferencia importante, sin duda. Aún así, tenía bastantes peleas con mi mujer por culpa de ella. Del estilo de: “Anoche se te olvidó poner la luz de fondeo…”, “hoy te has dejado encendida la luz de fondeo todo el día”, etc. Creo que os suena, ¿verdad?

Desde hace una semana todo esto se acabó. He decidido montar una con sensor de luz, también de Menos Watios, y la tengo siempre puesta: ella sola se enciende a la puesta de sol y se apaga al amanecer… Cuesta lo mismo que la otra, pero consume bastante menos. Y lo más importante: ¡sólo luce las horas imprescindibles! Eso sí, un consejo: como no la apagues cuando dejes el abarco en amarre, se te encenderá por las noches.
¡Qué se le va a hacer! Aún no es perfecta…”.

Si queréis conocer más acerca de nuestros productos y soluciones, sólo tenéis que pinchar en el siguiente enlace.

Anuncios

2 comentarios sobre “¡No me agredas con tu luz de fondeo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s