Consejos·Historias

Cómo ahorrar en la factura de la luz con el LED

El LED ahorra. Su uso en los hogares y tiendas se puede traducir en un importante ahorro en la factura mensual de electricidad. ¿Por qué merece la pena pasarse a este tipo de iluminación? Te explicamos algunas razones con datos.

Basta con echar un vistazo al tamaño de tu casa para saber que la electricidad se te pone todos los meses en un pico. ¿No te gustaría cambiar la tendencia y ahorrar?

Te proponemos un caso práctico para que compruebes por ti mismo cuánto puedes ahorrar con sólo cambiar las lámparas que tienes ahora en casa por LED. Lo primero es determinar qué tipo de bombillas tienes instaladas, y después el número de habitaciones.

Por ejemplo, para una casa con cuatro dormitorios, dos cuartos de baño, cocina y terraza, más los pasillos, que siempre consumen luz, esta sería la situación de partida:

consumo luces hogar
Cortesía ennaranja.com.

El simple hecho de contar con halógenos y bombillas incandescentes se traduce, ya de por sí, en un importante gasto si lo comparamos con el que generan las luces LED. Y más cuando las segundas están instaladas en el salón, que es una de las dependencias que más se suele utilizar al cabo del día, y por lo tanto, de las que más electricidad consume.

¿Cómo podemos mejorar nuestro gasto energético? Primero, procediendo a sustituir por LEDs las luces que más consumen en aquellas dependencias donde mayor número de ellas exista. Así, sólo tomando como ejemplo uno de los cuartos de baño, cuyas luces suelen estar encendida tres horas al día de media, el consumo de energía diario actualmente sería de 0,9 kWh -cerca de 0,163 euros al día, que en números redondos nos daría la cifra de 5 euros al día, o lo que es lo mismo, 6o euros al año. Y recordemos que son dos los cuartos de baño.

luces-LED-menoswatios.com

¿Qué pasaría si utilizáremos LEDs en lugar de halógenos? Para empezar, la potencia de los primeros, en comparación, es menor -50w los halógenos, 8W los LED-, es decir, un 84% menos. Eso, de partida. Si echamos el mismo cálculo que el realizado con la bombilla halógena, nos encontramos que el consumo de electricidad sería de 0,78 euros al mes; en definitiva, 10 euros al año redondeando los números. 50 euros menos. No está mal, ¿verdad?

Ahora, echa cuentas de lo que te ahorrarías en el resto de habitaciones -¡ay, ese salón!- y podrás comprobar que en tan sólo un año habrás amortizado el gasto que genera la sustitución de todas las bombillas de tu casa por LEDs.

Y un apunte para finalizar: la duración de un LED se estima en unas 50.000 horas de luz. ¿Hay que decir algo más?

¿Cuándo vas a apostar de verdad por el LED?

Fuente: ennaranja.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s