Curiosidades·Historias

La carta universal de Juan de la Cosa

Es, seguramente, una de las cartas náuticas que más interés despiertan. Más  allá de su propietario ―Juan de la Cosa― y la época en que se trazó ―comienzos del siglo XVI―, su importancia radica en ser la primera carta náutica conservada que incluye la representación de América. Toda una joya que atesora numerosas y curiosas claves. ¿Te apetece conocerlas?

Juan de la Cosa blog menoswatios.wordpress.com
El marino cántabro Juan de la Cosa.

El marino cántabro Juan de la Cosa tuvo a bien trazar esta carta allá por el año 1500 por encargo del obispo Fonseca con el objetivo de mostrar a los Reyes Católicos los nuevos descubrimientos realizados entre 1492 y 1500. Aprovechando una parada en el Puerto de Santa María (Cádiz), De la Cosa recogió en su carta todos los descubrimientos realizados por Colón en sus distintos viajes, así como los de Ojeda, Vespucio, y Caboto.

La historia de la carta en sí está llena de curiosidades. Tras su realización y depósito en la Casa de Contratación desapareció sin que de la misma se volviera a saber nada hasta que reapareció en París, en el siglo XIX ―lo cual hace pensar que fuera robada en España durante la Guerra de la Independencia―, cuando el barón Walckenaer la compró en una almoneda. Tras su muerte, el erudito español Ramón de la Sagra advirtió de su venta al Estado Español en pública subasta en 1853. El Depósito Hidrográfico se hizo cargo de ella, y con la creación del Museo Naval de Madrid, tanto la carta de Juan de la Cosa como otros documentos de similar valor pasaron a formar parte de su colección.

Cara naútica Juan de la Cosa blog menoswatios.wordpress.com
Detalle de la carta náutica de Juan de la Cosa.

Entre las curiosidades que guarda la carta, destacan las siguientes:

· Las Antillas tienen un trazado claro.

· La información de las costas de África procede de fuentes portuguesas.

· La información de Europa está tomada de los portulanos.

· La información sobre Asia procede de los viajes de Marco Polo y otros viajeros italianos.

· Las costas están perfectamente definidas y sus accidentes ―bahías, cabos, golfos, etc.―, están dibujados.

· La línea del litoral está plagada de topónimos correspondientes a las ciudades y puertos, escritos en negro o rojo, reservando este último color para facilitar la localización de los lugares de mayor importancia.

· Los topónimos aparecen dispuestos de forma perpendicular a la costa y en el interior, a excepción del continente americano y las islas de pequeño tamaño, donde se hace por fuera debido a que el primero está representado en verde, y también porque en las islas no hay cabida para la escritura.

· El mapa está totalmente cubierto por un entramado de líneas que forman la red de rumbos, indispensable como guía de navegación de estima con brújula. En los dos ombligos y en algunos de los nudos de dicha red se policroman rosas de compás. Incluso los vientos aparecen representados de manera antropomorfa a través de esa red de rumbos.

Fuente: armada.mde.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s