Consejos·Historias

Cómo sustituir una bombilla por un LED en un downlight

Sustituir una bombilla normal, de las habituales que usas en los downlight de la cocina o del cuarto de baño es la mar de sencillo. Tan sólo necesitas una bombilla, un destornillador y un poco de paciencia. ¿Dificultoso? En absoluto. La paciencia es para que no te hartes y acabes jurando en arameo y estampando la bombilla, sea la que sea, en el suelo si no te ves capacitado de hacerlo a la primera. ¡Ya verás qué sencillo es!

Sustituir las bombillas del downlight de tu cocina o cuarto de baño es la mar de sencillo. ¿Razones para hacerlo? Si te pones a pensar, a lo mejor dirás que ninguna; que estás muy a gusto con lo que tienes ahora y para qué te vas a complicar la vida. Claro que si te decimos que con el LED ahorras electricidad, consigues más luz y, a la vez, cambias un modelo por otro cuya duración hará que te aburras de verlo, ¿a que la cosa cambia?

Downlight-de-menoswatios

Y es que el LED es una de las tecnologías de iluminación más al alza en los últimos tiempos. Sus propiedades lumínicas, el hecho de que no contamine, que dispongas de modelos que te ofrecen distintas potencias y, sobre todo, la duración de las bombillas, lo convierten en una elección perfecta para cualquier cocina o cuarto de baño, independientemente de su tamaño.

¿Qué necesitas para proceder a la sustitución? Un destornillador, una bombilla o bombillas LED para realizar el cambio, y punto. Claro que, si eres mañoso, también puedes optar por quitarte de encima el molesto transformador y alimentar directamente el LED con la corriente. Eso te supondrá otro ahorro de energía ―el transformador, aunque no lo creas, consume bastante― y también ganar espacio donde tengas lo tengas instalado. ¡Ah! ¿No sabes cómo eliminar el transformador? Atento entonces a este tutorial, que te vendrá de perlas.

¡Y ya está!

No obstante, como estamos aquí para ayudarte, te dejamos a mano este precioso tutorial que te permitirá acometer la sustitución sin necesidad de devanarte los sesos.

¿O creías que te íbamos a dejar tirado?

¡Ay, alma cándida de Dios…!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s