Curiosidades·Historias

Tener menos luces que un barco pirata

¿Cuántas veces no has oído la expresión “Tienes menos luces que un barco pirata”? Tanto si la has utilizado como si te la han dicho a ti en algún momento, es evidente cuál es su significado. Porque luces, lo que se dice luces, muy poquitas portaba a bordo estas embarcaciones. El factor sorpresa era clave para conseguir sus propósitos. Repasemos el origen de esta expresión.

Los barcos piratas causaban estragos en los mares. Marineros fieros, acostumbrados a la dureza de tormentas, vientos y la vida en la mar. Pero no todos eran piratas; entre ellos existían grandes diferencias. Así, los piratas propiamente dichos atacaban cualquier barco enemigo. Eran auténticos bandidos que no obedecían a más bandera que la suya a diferencia de los corsarios, que eran todo lo anterior pero navegando a las órdenes de un país, de tal manera que los barcos que atacaban eran los de enemigos del país que estuviera enfrentado con el que les pagara en cada momento. Mientras, los bucaneros tenían su base en la zona oeste de la Isla Española —en su origen se les denominó cazadores de cerdos salvajes— y vivían de la venta de carne ahumada o asada a la barbacoa —boucan, de ahí su nombre—.

Sea cual fuera su denominación, el mar era su hábitat natural. Atacar, rendir, arrasar los barcos que encontraran a su paso. Con el mayor de los sigilos posible, ausencia de ruidos, de luces. De ahí que atacaran amparados en la oscuridad. Algún panel o farol en el castillo de popa o en el palo mesana, si acaso, y que Dios cogiera listos de oraciones a los incautos que encontraran en su camino. Estaban perdidos en la mayoría de las ocasiones. La ausencia de luces era clave para conseguir su objetivo, que no eran otra cosa que las riquezas de otros barcos, provisiones, cargamento de monedas, especias y cualquier otra mercancía que llevaran sus bodegas.

Los piratas y su escasez de luces; que tener, tenían muchas. Sólo hay que remitirse a sus acciones y actuaciones. Otra cosa eran sus barcos, de ahí que los barcos piratas contaran con la mínima iluminación posible. Por eso esto sería imposible verlo navegando por cualquier mar:

Cierto es que las tiras LED quedan la mar de pintonas en este barco pirata. Pero ahora, claro, cuando los piratas ya dejaron de navegar y de causar estragos en los mares. Ahora no llevan parche y esquilman todo lo que pueden en otros mares. Y es que los pirata siempre serán piratas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s