Actualidad·Curiosidades·Iluminación

Luz LED para las pinturas de El Prado

Siempre es un buen momento para visitar el museo de El Prado. Y ahora, ya no hay excusa porque las condiciones son mejores que nunca: algunos de los mejores cuadros del mundo, distintas épocas, y una nueva iluminación LED que revela colores y tonos nunca vistos hasta ahora en muchos de los cuadros expuestos en la pinacoteca madrileña.

Puede que Velázquez no se lo tomara demasiado bien. Sus pinturas, relegadas, como si fueran menores, todavía lejos de gozar de la magia de la que ya gozan otras creaciones. Hasta 2017, seguramente. Pero el resto… El resto de pintores estarían dando palmas con las orejas.

Y eso, ¿por qué? Porque el Museo del Prado  disfruta ya de una nueva iluminación LED que ha cambiado por completo la manera de ver muchos de los cuadros expuestos en la pinacoteca madrileña. Gracias al proyecto integral ‘Iluminando el Prado/Lighting the Prado, patrocinado por la Fundación Iberdrola, que contempla la sustitución de la iluminación actual por otra de tipo LED hasta el año 2017, cuando se haya completado la sustitución prevista.

El proyecto cuenta con un presupuesto que oscila entre los 800.000 y el millón de euros y consta de 14 fases, de las que ya sean completado las dos primeras, las salas que albergan las colecciones del siglo XIX y los últimos años de Goya. Entre ellas, sus pinturas negras, el 2 de Mayo de 1808 o La lucha contra los mamelucos. Que, los que ya las han visto, dicen que dejan sin palabras. Como si el genio aragonés hubiera terminado de pintarlas, con todos los cambios de claroscuros y las tonalidades que escogió; o El Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga, de Antonio Gisbert. Porque, gracias a esta ejecución, la iluminación LED hace que las obras se aprecien mucho más, los colores sean más potentes, nítidos y diáfanos. Algo imposible con la iluminación halógena, que había que regularla para que no dañara las pinturas. Tanto, que al ser de poca intensidad la luz resultaba muy amarillenta, además de que con la iluminación halógena los segundos planos pierden nitidez.

Y no sólo esto: una vez finalizada la obra, se evitara la emisión de 320 toneladas de CO2 cada año a la atmósfera y con una reducción de los gastos de mantenimiento, gracias al aumento de las horas de duración del LED, 50.000 horas frente a las 1.000 de las lámparas halógenas.

Y el broche de oro, la iluminación de Las Meninas en 2017. Y Velázquez, esta vez sí, dando palmas con las orejas.

FUENTE: ABC/El País

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s