Actualidad·Curiosidades·Historias

EL LED: una alternativa contra el cáncer

Así, dicho de esa manera, puede engañar. Pero es verdad, en parte. Investigadores alemanes están experimentando con una droga antitumoral que se dirige con un haz azul con el objetivo de reducir los efectos tóxicos de la quimioterapia.

La iluminación LED tiene muchas indicaciones y campos de actuación. Ahora, faltaba la medicina. Y eso es lo que están experimentando unos investigadores de la Universidad de Munich, que se ayudan de una luz azul LED para mejorar la efectividad de la quimioterapia y reducir sus efectos secundarios.

Célula cancerosa blog menoswatios

La técnica es conocida como optofarmacología y consiste en modificar moléculas anticancerosas para que sólo funcionen cuando reciban un rayo de luz azul. Y, aunque aún está en pañales, podría aplicarse en un futuro a tumores superficiales, como los de piel o retina, aunque los investigadores, dirigidos por el bioquímico Oliver Thorn-Seshold, sugieren que también se podría abrir un tumor interno para implantar en su interior luces LED que activaran los fármacos.

Tejo del Pacífico blog menoswatiosY, ¿cómo son los fármacos? El equipo dirigido por Thorn-Seshold trabaja con modelos menos potentes que las drogas convencionales, que se pueden encender y apagar miles de veces mediante una luz de baja intensidad. El resultado son fármacos no más potentes, sino más inteligentes. Es el caso del paclitaxel, un fármaco extraído de la corteza de un árbol que crece en Norteamérica ―el Tejo del Pacífico― y que funciona en la escala de la célula humana. Su composición se basa en microtúbulos, unos filamentos que crecen y se encogen. En este caso, el fármaco mata a las células una vez divididas por su actuación, sobre todo a las células cancerosas, que se caracterizan por una multiplicación a gran escala. Como efecto secundario también hay que destacar la eliminación de otras células inocentes en división. Cosa que sortea la técnica del equipo de Thorn-Seshold, ya que la dosis sólo actuaría donde el médico quisiera, es decir, en el cáncer. Y el dato final es esperanzador: las moléculas modificadas son específicas a la luz y hasta 250 veces más asesinas de células cuando hay luz que cuando no la hay.

Hay que advertir que el experimento se encuentra en fase embrionaria y que aún no se ha demostrado su efecto terapéutico, pero es factible que se encuentre con el paso de los meses.

FUENTE: El País

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s