Curiosidades·Historias·Iluminación

Grandes momentos de la humanidad… Y de la luz

La luz. Sombras que se diluyen, siluetas que toman forma, cuerpos que se perciben más allá de su escala oscura. Eso es la luz. Y la luz es la que nos permite salir del reino de las sombras. Por eso es bueno cuidar de ella, de sus fuentes, para no tener que echarla de menos. Porque cuando se echa de menos…

Al principio fue la nada. Y viendo que la nada era muy aburrida Dios dijo: “¡Hágase la luz!”. Y  la luz se hizo. Pero no una eléctrica cualquiera, de las de ahora, que de haber podido ya se hubieran encargado de cobrar peajes y de encarecer el precio de un producto tan virgen. No, se hizo la luz de verdad, intensa, explosiva. Púlsares, cuásares, estrellas blancas, rojas, enanas…  La luz en estado puro.

Comienzo de la vida luz blog menoswatios

El sol traía la luz, y por la noche, con la oscuridad, era la luna la que, en su fase llena, emitía una tibia luz que se atrevía a soliviantar a las tinieblas. Y eso fue así desde el principio de los tiempos. De la primitiva bola gaseosa e incandescente a la que los cometas y meteoritos le metían hasta en el cielo de la boca, y gracias a su sucesivo enfriamiento, pasamos a un planeta que empezó a acoger la vida. Y la vida surgió gracias a la luz. Una luz poderosa, nueva, que permitía el inicio de un ciclo que, como una máquina de precisión, comenzó a generar las condiciones básicas para la existencia de seres que fueron ganando en peso, tamaño y desarrollo; una luz, intensa, que se llevó por delante a una raza de animales, los dinosaurios, abrasados y enterrados bajo toneladas de cenizas; una luz que acompañó el deambular de un pequeño mono por la sabana africana mientras sus brazos se hacían más resistentes, podía erguirse sobre sus patas y caminar con ellas sin necesidad de utilizar las manos. Que desde entonces uso para comer, cazar, realizar labores… Y, un buen día, para crear por sí mismo luz artificial. ¡El fuego! Un paso adelante, un pequeño pero gran paso en el que apoyarse para completar su desarrollo como especie. Después vendrían siglos, civilizaciones, pueblos, hombres, mujeres, niños, guerras, escamaruzas, las religiones, el hambre, el terror, el horror, el amor, la esperanza, el dolor… Y la luz siempre presente.

Comienzo de la vida luz blog menoswatios

Hasta hoy. Que miramos la luz como si fuera algo, que lo es, cotidiano y a lo que apenas prestamos atención. Y la tiene. Basta echar la vista atrás para ponernos en la piel de todos aquellos que, antes que nosotros, vivieron en un mundo sin luz, en un mundo oscuro y de espesas tinieblas. Así que, si no queremos volver a él hay que cuidad la luz, sus fuentes de producción, economizarla en la medida de lo posible.

Así lo hemos visto siempre en Menoswatios. Y lo seguiremos viendo, pase lo que pase.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s