Actualidad·Curiosidades·Historias·Iluminación

Métodos para enfrentarse a la tarificación de la luz por horas

El 1 de octubre entra en vigor el nuevo sistema de tarificación horaria de la luz, lo que supone que, a partir de ahora, habrá que estar atentos al precio de la luz en cada momento para conocer la franja en la que el consumo saldrá más barato… Salvo que quieras poner en práctica estas medidas, que se pueden traducir en un ahorro de unos cuantos euros para tu bolsillo.

Sistema tarificación horaria de la luz blog menoswatios

Como venimos anunciando en este blog, el día 1 de octubre entra en vigor el nuevo sistema que graba el precio de la factura de la luz según su consumo por horas. La información estará disponible el día anterior en la web de Red Eléctrica Española. Así podrás saber en todo momento cuáles son las mejores horas para consumir electricidad sin que el coste suponga que te tengan que quitar un riñón. Claro que, si lo prefieres, puedes optar por estos tres métodos para reducir el precio de la factura a final de mes. Elige cualquiera de ellos:

  1. Adecuar tarifa y potencia: revisa el contrato y fíjate si consumes realmente la electricidad que tienes contratada. O, si lo deseas, acude a un comparador de tarifas para confrontar lo que tienes contratado y lo que te ofrecen otras para conocer los detalles que encarecen la factura y así evitar pagar más de la cuenta. A modo de ejemplo: pasar de 4,4 kW a 3,3 conlleva un ahorro de 60 euros al año. Si no vas a gastar tanta electricidad, te vendría bien rebajar la potencia contratada.
  2. Compra colectiva de electricidad: únete a tus vecinos o a otros consumidores para comprar electricidad de manera colectiva, ya que eso supone que las eléctricas ofrecen tarifas más interesantes para ganar un número mayor de usuarios. A modo de ejemplo, en compras colectivas anteriores se han conseguido rebajas de hasta el 30% anual. Por cierto, el día 1 de octubre hay nueva subasta
  3. Adecúa tu vivienda para ahorrar en luz. ¿Cosas que puedes hacer? No dejar que la nevera ni el congelador creen placas de hielo, evitar poner la lavadora sin estar llena o comprobar que no haya fugas de calor por ventanas y puertas. Sin ir más lejos, un mal aislamiento puede suponer un ahorro de hasta 1.000 euros al año.

Consejos, en definitiva, para evitar que la factura de la luz siga siendo esa sanguijuela que te deja sin sangre. O sea, sin euros 😉

FUENTE: Crónica Business

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s