Actualidad·Curiosidades·Iluminación

Tres consejos para pagar menos luz

La luz se está poniendo a la altura del kilo de caviar. ¿Qué se puede hacer para bajar la factura que pagas? Dejar de consumir, directamente, es la opción más bestia y efectiva, pero recomendable. ¿Y qué tal comprobar si la potencia que tienes contratada es realmente la que necesitas? Y como ese, dos trucos más para rebajar, de verdad, la sangría que supone pagar luz mes a mes o cada bimestre, según lo que tengas contratado.

No decimos ninguna mentira si decimos que España es el cuarto país de Europa con la factura de la luz más cara. Y eso lo refrenda Eurostat. Y será por pantanos y aerogeneradores para producir electricidad, pero es así. Es más, desde 2003 su precio se ha incrementado un 83% -sólo en 2015, un 5%-. ¿Tu sueldo ha ido por el mismo camino? Entonces algo falla, ¿verdad?

Pues habrá que ponerse manos a la obra y reducir, al menos, algo el recibo de la luz. Por lo menos que algo quede en tu bolsillo, ¿no? Te vamos a contar tres trucos que, llevados a buen puerto y comprobados como Dios manda, te podrían permitir la consecución de lo que parece una quimera: pagar menos en este país por la luz.

franjas-horarias-tarifa-discriminacion-horaria-Blog-menoswatios

Primero de todo: ¿qué tipo de tarifa tienes contratada? Existen dos: la general y la nocturna, también denominada de discriminación horaria. La primera es más cara de media pero también más estable durante todo el día; la segunda es más cara de día que de noche, el llamado horario valle. ¿Cuál te conviene? Todo depende de tus hábitos de consumo y de las horas en que consumas más electricidad. Por eso, comprueba qué tipo de tarifa tienes contratada y, si lo crees conveniente, cambia a una y otra según tu interés –el cambio es gratuito-.

Lo segundo, ¿cuánta potencia tienes contratada? ¿Está seguro de que necesitas tanta potencia? Piensa que es una variable que incide de una manera muy importante en el importe que pagas cada mes o dos meses  -casi el 40% del importe final. Que no es moco de pavo. Al ser la variable que más se encarece, revisa todos los electrodomésticos que tienes en casa, cuáles usas más y cuáles menos, en qué horas los usas, etc. Y si lo ves conveniente, reduce la potencia contratada, que tiene un coste de unos nueve euros –más IVA, por supuesto-. Eso sí, piénsalo con calma, que si te equivocas o no estás contento con el cambio, tendrás que esperar todo un año para deshacerlo.

Y por último, adapta tus hábitos de consumo a los momentos del día en que la electricidad es más barata. Red Eléctrica de España te ofrece en su web los precios de la electricidad por franjas horarias para que puedas ajustar mejor tu consumo.

¿Que con todos esto te ahorras sólo un par de euros al mes? ¿Dónde estarán mejor, en tu bolsillo o en el de las eléctricas?

Pues eso.

FUENTE: El País

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s