Actualidad·Curiosidades·electricidad·Iluminación

La verdad del Informe Frankenstein

Sólo tienes que ver la factura de luz para darte cuenta de que pagas mucho, pero que mucho, por la electricidad. De hecho, somos uno de los países europeos con la luz más cara. ¿El por qué? La deuda de los consumidores con las eléctricas. Un sistema que el Informe Frankenstein desmonta hasta hacer que te cojas un cabreo de los gordos. ¿Te lo pide el cuerpo? Adelante entonces…

Punto de partida: como consumidores debemos la nada despreciable cifra de 25.056 millones de euros a las eléctricas según el cierre de 2015. Un pastizal. Y eso, ¿por qué? Porque soportamos uno de los recibos de la luz más caros de Europa. Por delante de nosotros sólo tenemos a los chipriotas y a los irlandeses, y ya sabemos cómo andan, es decir, con su política intervenida por un rescate de la Unión Europea que provocó, entre otras cosas, un aumento del 72,5% en el recibo de la electricidad entre 2004 y 2014.

Pero volvamos a nosotros y a esos casi treinta mil millones de euros que debemos a las eléctricas. La deuda histórica, se nos repite una y otra vez. Y eso es así porque no pagamos lo suficiente para cubrir los costes que supone producir electricidad. Claro que costes, costes… Los reales no, desde luego. Valga como muestra este post en el que contábamos hace unos meses cómo se jugaba con el agua embalsada para así influir en el recibo de la luz. ¿Costes? Los regulados. Costes regulados que no aparecen por arte de magia. Lo explica el periodista Iñaki de las Heras en su libro Informe Frankenstein. Por qué cuando haces clic el sistema eléctrico hace crac, que desvela treinta años de desmanes regulatorios que han moldeado un sistema concebido para esquilmar al consumidor, y que obedece a una serie de intereses particulares.

déficit de tarifa blog menoswatios 2

El informe analiza cinco causas que hicieron posible la creación del ya famoso déficit de tarifa, como se conoce al agujero entre ingresos y costes reconocidos. Es decir; la decisión a abrir la puerta a pagar la electricidad a plazos, lo que da lugar a acumular deuda en lugar de pagar el precio que se reconocía; los enormes costes que se han ido sumando a la factura: ayudas más o menos encubiertas a empresas, retribuciones muy por encima de lo estipulado; decisiones políticas de postergar la subida de la luz ya fuera por elecciones a la vuelta de la esquina, porque sí, etc; el desplome del consumo por culpa de la crisis económica; y errores normativos que quemaron la ordenación de la parte regulada de la factura para dar lugar a un funcionamiento defectuoso del mercado.

¿Qué? ¿Cómo se te queda el cuerpo? Pues si quieres conocer el informe en su totalidad, sólo tienes que hacer clic en este enlace.

¡Que te aproveche! Y no te cabrees demasiado 😉

Anuncios

2 comentarios sobre “La verdad del Informe Frankenstein

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s