Actualidad·ahorro de electricidad·Consejos·Curiosidades·electricidad

Trucos para ahorrar luz incluso en verano

En verano también se puede ahorrar luz. Un periodo en el que suele aumentar el consumo, sobre todo, si tiramos más de la cuenta del aire acondicionado por culpa del calor.  Así que no vamos a dejar de ahorrar unos euros, ¿verdad? Que no están los tiempos para tirar el dinero…

Las cosas, claras: si sigues al dedillo estos consejos puedes ahorrar hasta un 27% en tu factura de la luz. ¿A que ya te va sonando bien la música? Pues basta con cambiar algunos pequeños hábitos para conseguirlo. Como los que marca el 10º Índice de Eficiencia Energética de la Fundación Gas Natural Fenosa, que deja bien claro el primero de los hábitos que tienes que cambiar: revisar los electrodomésticos que tienes en casa. No en vano, son los responsables de casi el mayor gasto de electricidad en casa y su potencial de ahorro es del, ojo, 42,9%. Entre ellos, el rey de la casa, el frigorífico, que se mantiene encendido las 24 horas del día, con lo que eso supone. ¿Qué te cuestan detalles como no dejar la puerta abierta o no introducir bebidas demasiado calientes? De esta manera, el gasto en electricidad sería mucho menor. ¿O no?

Sistema tarificación horaria de la luz blog menoswatios

Sin ir más lejos, ¿sabías que por cada grado que disminuyas la temperatura del frigorífico se gasta un 5% más de energía? Por lo tanto, lo bueno es que pudieras conservar la temperatura entre los 3 y 7º en el compartimento de refrigeración y un -18º en el de congelación. Y una cosa a tener muy en cuenta: si se forma mucha escarcha en el interior -algo así como tres milímetros-, supone un aumento del 30% en el consumo energético.

Otro tanto ocurre con la lavadora. Basta con llenarla del todo, programarla en ciclos cortos y utilizar cuando sea posible el lavado en frío o la menor temperatura posible, y verás cómo tu factura de la luz se reduce. Reduciendo la temperatura de lavado de los 40 a los 15º te permitirá reducir el consumo a la mitad, que no es poco, ¿verdad? Y aplícate el mismo cuento para el lavavajillas.

Y ahora viene la estrella del verano: el aire acondicionado, que supone en los meses de verano que tu factura -si es que lo tienes, claro está- crezca hasta un 30%. ¿Qué hacer para que esta sangría sea la menor posible? No dejarlo encendido cuando no se necesita, sellar ventanas y puertas, lo que te puede proporcionar un ahorro de hasta doscientos euros año -y de calefacción en invierno- o la instalación de ventanas de doble acristalamiento -échale otros cien euros de ahorro al año- son simples detalles que te ayudarán a reducir tu factura de la luz.

Ya lo sabes 😉

FUENTE: Europa Press

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s